Mundo Maker
¡Bienvenid@ a Mundo Maker!

¿Quieres aprender todo sobre el RPG Maker?



Regístrate y forma parte de Mundo Maker.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Temas importantes
----------------------------------------
Páginas con recursos RPG Maker
----------------------------------------
----------------------------------------
----------------------------------------
----------------------------------------
----------------------------------------
----------------------------------------
----------------------------------------
----------------------------------------
----------------------------------------
Afiliados
Estadísticas
Tenemos 3773 miembros registrados.
El último usuario registrado es Selu64.

Nuestros miembros han publicado un total de 85868 mensajes en 12230 argumentos.

Oko, el peluche viajero.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Oko, el peluche viajero.

Mensaje por EN.I el 2014-01-26, 02:55


¿Es posible que uno pueda hacer a un osito de peluche, el osito más feliz del mundo? Sinceramente no lo sé, pero hagamos el intento...


Oko, el peluche viajero.

Iba el tren en su tramo más rápido en un  día que parecía ser nublado; pero que desde luego, pronto iba a despejar. Oko, o como se llame, pensaba y no paraba de pensar cómo iba a ser su nueva vida que ya luego se avecinaba.  Lo sabía: Era un peluche más de los que ya miles existen en el mundo entero, y como uno tal, sabía que sus días podrían terminar acompañando quizá a algún alegre niño o niña, o quizá terminar reposando en una cama o una repisa... Aunque no siempre, tengo que admitirlo, hay excepciones donde las cosas no son tan típicas como uno está acostumbrado a observarlas... Sigh, a fin de cuentas, como que los peluches siempre son afortunados, ¿no crees? Alrededor de él siempre se viven alegrías, momentos especiales, y algún que otro regaloneo inesperado; y por supuesto, él no pensaba fuera de eso: Sabía que su hecho de existir dibujaría más que una sonrisa en el rostro de algunas personillas.

Erase un largo viaje, y a Oko ya le empezaba a ganar una pequeña fatiga en su felpudo cuerpecito. El humano quien lo acompañaba no es que tampoco se notase con tanta energía. Unas pocas horas de sueño le delataban su cara, pero no por eso le iba a dar la espalda al día, que recién vivía su mitad, recibiendo la jornada con gran entusiasmo encima de aquel tren para humanos.

-¡Heeey! ¿¡A dónde vamos!?- Dijo fuerte, pero despacio a la vez. El solo sonrió sin decir ninguna sola palabra.  Quizá sea tímido... o quizá no; pero desde luego, no era muy buena combinación con un oso curioso e inquieto con un tal por cual que no decía ni “hola”. Al menos se sentía en buena compañía, lo que para él ya le bastaba y sobraba para la actual ocasión. Oko miró hacia su lado donde había una ventana; el cual mostraba un resplandeciente sol saliendo entre las nubes, y una infinidad de paisajes que el tren recorría e iba dejando atrás. Ninguno de los 2 se daban cuenta, pero la mitad del tren miraba al dúo: Humano y oso.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Y así Oko despertó esa noche. Con energías renovadas miró bien ahora si su alrededor: Con un rápido vistazo, el osito de peluche se percató que aquél era una personita que le agradaban cosas que quizá al resto del mundo no, entre un sinfín de cables y aparatos, papeleríos varios, dibujos y un teclado musical. Era extraño, pero se sentía confortable allí, pese a que de un principio sabía que aquel no iba a ser su hogar.

Aquel joven aún miraba asombrado lo decidido del peculiar personajillo con el que se topaba. Al principio el destino de él era ser regalo para alguien que al parecer vivía... muy lejos; pero no tardó en darse cuenta que este oso era desde un principio diferente... MUY diferente a sus hermanitos.

-¡Quiero viajar! ¡Sí!, suena entretenido, conocer el mundo entero. No quiero terminar encerrado en una pieza durante mis años de vida.

No podía creer lo que el oso decía. Le agradaba toda esa idea de los viajes, quería conocer el planeta que su piel de pelos pisaba. Un deseo que hasta inclusive, es costoso para los humanos de carne y hueso.  Tenía entendido que algunos peluches poseían personalidad, pero nunca tanto como para pronunciarse de esa manera. ¿Qué le estaría pasando acaso por la cabeza que le vino tal idea así como así, tan no propia de peluches?

-Pero si solo eres un oso...

-Lo sé.  Pero quiero ser un osito feliz... ¿No es así como uno vuelve feliz al mundo? ¡Quiero viajar y hacer de este un mundo feliz!

Sin más palabras, los 2 personajitos, oso y humano se quedaron mirando esa pequeña noche. No podía quedarse ninguno de los 2 de brazos cruzados.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Los paisajes variados, cortados por un puente y la rivera de un rio, pronto lentamente comenzaron a cambiar por algunas cuantas casas y algunas que otras edificaciones, ¿quizá estaban llegando a alguna ciudad? Oko seguía a la ventana entretenido de ver aquel paisaje exterior que tanto motiva su vida, mientras que a su lado, el humano pensativo después de un largo rato de silencio, seguramente tratando de olvidar algún que otro penoso recuerdo, tomó al oso de su hombro y le dijo serenamente, mirando con él, aquellos rápidos valles cambiantes.

-Oko... todos tenemos nuestros motivos para ser felices; ¿porque no puedes tener tú el tuyo?  Es verdad, pensaba regalarte a una personilla de lejos que quiero mucho, pero sobre querer... quiero por más que nada en el mundo que tú seas feliz... – Hace una pausa, esta vez para mirar al oso- ¿Te gustaría empezar un viaje? Hoy empezarás uno muy grande.

-¿¡En seriooo!? ¡Qué bieeeen! ... ¿Y adonde iré? – Respondió emocionado.

-Irás a donde el destino te acompañe. Tal como lo has soñado, viajarás por el mundo entero, conocerás gente nueva, harás de muchísimos amigos, vivirás momentos únicos y especiales... pero lo más importante de todo, serás el osito más feliz del universo.

-¡Y tú también! ... ¿No es así? ¿Me acompañaras?

Guardo un lapso de silencio, sonriendo, para luego responder.

- Yo aún tengo cosas pendientes que hacer antes de acompañarte. Tengo una carrera por sacar y una vida entera que se me viene más pronto que tarde. Pero ya un día te alcanzaré y viajaremos los 2. Tu mientras has tu vida y se quien siempre has querido ser.

Oko lo pensó un poco, pero luego entendió lo que quiso decir. Quizá no tenía la misma fortuna que él, el de ser un oso de peluche y ser querido por buena parte de la gente alrededor. Así los 2 con grandes sonrisas dibujadas en sus rostros siguieron su viaje el cual empezaba a llegar a una tal ciudad costera.

Y en fin... ahora que escribo estas palabras, no sé qué será del futuro de Oko, el osito viajero.  Sé que el viajar sólo, como un oso mochilero tiene muchos riesgos; podrían hasta raptarlo y secuestrarlo en una habitación de algún niño durante el resto de sus días, o que gente mala no lo respete por el simple hecho de  no ser humano y terminar botado en algún rincón de una ciudad... pero los ojos de ese osito desde un principio me dijeron que iba a confiar en la bondad y las buenas intenciones de la gente; el cual seguramente lo ayudará a cumplir de alguna manera u otra su sueño, ya sea llevándolo de algún lado a otro, o cooperándole para pasar un buen rato, dejando su mensaje de paz y felicidad por todos lados...  No puedo creer lo que estoy escribiendo:  Oko Un osito de peluche viajero, ¡que locura!  

¿Pero sabes qué? de las locuras y las ideas disparatadas nace la auténtica felicidad, ¿no crees? Deja que un oso sea el peluche más feliz del mundo y repartirás alegría al mundo entero... o al menos hacer el intento.

... Y este no es el fin de la historia... de hecho, es solo el comienzo...


Oko, el osito viajero inició su viaje el 25 de Enero del año 2014 (si, hoy! :) ) en la ciudad de Viña del Mar, en Chile. Hasta entonces ya tiene 3 ofertas para ir al sur del pais, 1 oferta para ir con un grupo de personas de travesia hacia Bolivia y otra oferta hacia nada mas ni nada menos que China! Personalmente le deseo el mejor de los exitos a Oko :)

Pueden seguir su rastro aquí: https://www.facebook.com/oko.the.bear
avatar
EN.I
Soñador
Soñador

0/3

Créditos 352

Gracias : 33

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.